BLOG

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por: Olinca I. Villanueva Hernández

Este estudio forma parte del proyecto “La Partería en México desde el punto de vista de las usuarias” llevado a cabo en diferentes estados de la república mexicana. En Chiapas la investigación de campo se realizó durante el primer trimestre de 2016. En total se efectuaron 20 entrevistas, pero se seleccionaron seis casos de mujeres que parieron en los servicios de salud pública de Las Margaritas, Tuxtla Gutiérrez, Comitán y San Cristóbal de las Casas. El objetivo de este trabajo es examinar los testimonios y los discursos de las mujeres para identificar las problemáticas condiciones en las que se brinda la atención en los servicios públicos de salud en el estado.

Descargar resumen 

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por: María Graciela Freyermuth Enciso

La cultura importa en la prestación del servicio; una atención con pertinencia cultural identifica las necesidades de las mujeres durante el trabajo de parto, el parto y el puerperio. Estas necesidades están permeadas por la cultura, es decir, por las creencias sobre lo que las mujeres y sus familias consideran las buenas prácticas. Tomar en cuenta sus costumbres y sus creencias pone a las mujeres en condiciones de confort y seguridad.

La atención del parto con pertinencia cultural no considera que las necesidades de las mujeres sean iguales, sino que se centra en cada mujer y su familia, lo que implica la participación activa de la comunidad en la planificación, ejecución y evaluación de la atención (OMS, 1985). El hospital debe contar con diversas formas de atención del parto, considerando las prácticas locales. Las mujeres deben conocer sus posibilidades de tomar decisiones sobre la forma de atención que prefieren, con quién atenderse, dónde hacerlo, con el apoyo de quiénes, y en qué posición parir.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Por: Ana María Gómez e Hilda Argüello

La Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA), presentada por el gobierno federal mexicano en febrero de 2015, con la Secretaría de Gobernación como máximo órgano responsable de su ejecución, fue lanzada como de alta prioridad nacional y con dos metas al año 2030: disminuir a cero el número de nacimientos en niñas de 10 a 14 años y reducir en 50 por ciento la Tasa Específica de Fecundidad (TEF) de las adolescentes de 15 a 19 años. Es decir, alcanzar una tasa de 32.9 nacimientos por cada 1000 mujeres en dicho grupo de edad.

La Organización Mundial de la Salud señaló en 2014 que las menores de 15 años de edad tienen cinco veces más probabilidades de morir en el parto que las mujeres de más de 20 años, en tanto que las complicaciones asociadas con el embarazo y el parto son la principal causa de muerte en mujeres de 15 a 19 años en los países de ingresos bajos y medianos.

ENLACES DE INTERÉS

REDES SOCIALES

¡Agréganos!

Facebook

¡Síguenos!

Twitter

  • escort - escort